Blog

Home / Blog / Crossfit ¿me he lesionado o tengo dolor?

Crossfit ¿me he lesionado o tengo dolor?

Blog 06 de Noviembre de 2018

Tenemos una compañera fisioterapeuta que está realizando entrenamientos de crossfit. Conoce muy bien el abordaje del dolor sin daño en los tejidos y dispone, por su profesión, del conocimiento necesario para descartar lesión en los mismos. 

El otro día nos relataba sus andanzas con esta disciplina deportiva y cómo se le activó el programa de protección tisular sin lesión. Le pedí que escribiera unas líneas sobre su afrontamiento frente a la aparición de dolor después de la realización de un ejercicio de alta carga para su organimo, el cual esta preparado y adaptado, ya que lo entrena rutinariamente. Ahí os dejo con su testimonio.

Hoy me he levantado con dolor en la zona lumbar. Sé el porqué.  Ayer estuve en clase de Crossfit haciendo ejercicios con pesos de 40kg. A mi cerebro le ha debido de parecer un ejercicio amenazante, con riesgo potencial para mi organismo, por lo que ha decidido activar el patrón protector: contractura muscular + dolor (esto ha si en mi caso, ya que existen diferentes patrones de protección). La flexión de tronco, coger pesos, movimientos con giros… hoy me han resultado dolorosos, e inconscientemente mi tendencia hubiera sido proteger la zona lumbar, evitar el dolor y el movimiento y moverme como un robot. Pero le he declarado la guerra a mi cerebro. Me he movido todavía más, he flexionado todo lo que he podido el tronco, he bailado y he trabajado con normalidad. No me ha hecho gran caso, sigue doliéndome. Pero a medida que pasen los días y siga con mi actividad normal, cesará. Conozco el porqué de mi dolor, el cómo y conozco el qué tengo que hacer para combatirlo. Tengo información y la utilizo.

Pero la mayoría de las personas con las que trato a diario no tienen esta información tan valiosa. Se levantan con dolor de lumbares o cervicales y lo achacan al trabajo, al haber cogido demasiado peso, a llevar en brazos a los hijos… Evitan el dolor, se medican, dejan de moverse con normalidad y por tanto, activan aún más el patrón protector del que hemos hablado. Cuando nos encontramos ante una situación con ausencia de daño y se activa el patrón protector, debiéramos saber que forma parte del mecanismo de defensa que tiene el cerebro para alertarnos de que hemos hecho algo que no le ha gustado. Si tenemos la certeza de que la acción realizada no supone ningún peligro, tendríamos que normalizar nuestro movimiento hasta que el patrón desaparezca. La información es poder, utilicémosla. 

¡¡Mañana vuelvo a Crossfit!!

Nuestra compañera aplica los conocimientos aprendidos en biología del dolor cuando ha descartado lesión. Es importante descartar enfermedad o daño en el tejido que sea compatible con una activación correcta por parte del sistema neuroinmune de los mecanismos de protección correspondientes. Para ello, la consulta con un fisioterapeuta o médico puede ser de gran ayuda. Una vez descartado eso, el abordaje que más nos puede ayudar para afrontar nuestro problema es a través del movimiento y la explicación de qué está sucediendo a través de la explicación de la neurobiología del dolor, para recuperar la funcionalidad y la confianza en nuestros tejidos.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x